Inflación ¿Realmente nos afecta?


Al parecer todos hemos oído hablar de la inflación, pero… ¿Qué tanto sabemos de ella? ¿Tenemos idea de lo que nos hablan cuando nos dicen que es mala? Si bien no todos somos expertos en este tipo de temas, si es importante que estemos al tanto de qué trata este rubro en  particular…  Sabemos que te preguntas por qué es tan importante, pues bueno, aquí te lo explicamos…

Porque poco sabemos de la inflación

La inflación es un término utilizado en finanzas para referirse al aumento generalizado de los precios tanto de  bienes como de servicios en un periodo de tiempo determinado. Cada que el nivel de inflación sube, significa que vas  a poder comprar menos cosas con el mismo dinero, es decir el poder adquisitivo se reduce.

***LOS TIPOS DE INFLACIÓN

Podemos definir tres tipos de inflación:

  1. Por consumo o demanda

Este tipo de  inflación obedece a la ley de la oferta y la demanda. Si la demanda de bienes es mayor a la producción o importación que puede solventar el país, los precios tienden a aumentar.

  1. Por costos

Este tipo de  inflación ocurre cuando el precio de las materias primas se eleva, lo que obliga a los productores, a fin de aumentar su margen de ganancia, incrementan los precios de su mercancía  y esto a su vez, eleva los precios de producción, transporte y por ende el precio del producto final.

  1. Autoconstruida

Este tipo de inflación en particular es la que afecta la economía mexicana,  ocurre cuando se pronostica un incremento  considerable de precios y se inicia el ajuste prematuro de éstos para que el aumento sea percibido por la población como gradual y no repentino.

Por ejemplo, en nuestro país, a finales del año 2016, la inflación se preveía desde la junta de gobierno como sumamente inestable por tres razones:

  1. La inestabilidad del peso frente al dólar
  2. El posible aumento del precio de la gasolina
  3. El resultado de las elecciones en Estados Unidos

Ante ello la inflación se disparó, dando como resultado un repunte en los precios de bienes de consumo y servicios, cerrando el año con una inflación de 5.75% según datos del INEGI.

¿Cómo te afecta la inflación?

La inflación, en efecto, es sumamente nociva para quienes están acostumbrados a recibir un mismo salario, por la misma cantidad durante mucho tiempo, ya que si este en un primer momento alcanzaba para cubrir las necesidades del trabajador, con el paso del tiempo, dejará de hacerlo.

inflación

Básicamente, la inflación puede afectarte en los siguientes puntos:

Préstamos bancarios: Al incrementarse la inflación, por lo general, la tasa de interés aumenta, lo que te afecta directamente si tienes créditos con el banco como: tarjetas de crédito, créditos personales, hipotecas, créditos para auto, factorajes y arrendamientos al tener que pagar una mayor cantidad de dinero por estos productos.

  • Impuestos: Recuerda que de los impuestos ciudadanos se recaba el dinero para los programas sociales, al aumentar el valor de los productos el gobierno aumenta el porcentaje de impuestos que te serán descontados de tu sueldo y los que tendrás que pagar por tu cuenta, situación que te dejará con menos dinero del que disponías anteriormente.
  • Canasta Básica: Como todos los productos, el costo de los incluidos en la canasta básica aumenta, si bien estamos hablando de unos pocos centavos, es importante que se calcule el hecho de que subirán de precio de todo lo que compres…. Aquí es importante preguntarse ¿Cuánto productos adquieres en una visita al supermercado? Si todos los productos aumentaran en promedio 27 centavos, ¿En cuánto se incrementaría tu cuenta final?
  • Servicios: El costo de todos los servicios no subsidiados aumentará en razón del costo de producción de los mismos, y los servicios no subsidiados probablemente perderán algún porcentaje del subsidio o del igual forma aumentará su precio, lo que se traduce en un gasto mensual mayor para ti.

Combatiendo la inflación

La inflación no es, en la actualidad, un rubro que se haya podido controlar en nuestro país, ya que existe una tendencia de llegar  a la inflación por meras expectativas. Este problema, sin embargo, puede ser contrarrestado de dos  formas muy viables:

  1. Invertir dinero: Una manera de luchar contra el despiadado incremento de los precios es invertir. ¿Por qué? Bueno, la inversión es la forma en que las personas pueden ahorrar en los bancos por un tiempo determinado y recibir rendimientos por ello.

Estas inversiones puedes  solicitarlas en algún banco o casa de bolsa. Todo depende del capital del que dispongas.

  1. Invertir en bienes inmuebles: La inversión en bienes inmuebles siempre resulta generosa, ya que el valor de la propiedad va de la mano con el aumento de los precios y la inflación, es decir, si ésta se dispara, también aumenta el valor de la propiedad  que hayas adquirido, misma que podrás vender o arrendar.

Si bien la inflación ha sido pintada como negativa, siempre existen formas de combatirla, te sugerimos invertir en cualquiera de los rubros que te hemos mencionado anteriormente.  No pierdas la cabeza cuando lo precios  se eleven, mejor, sé precavido e invierte para que tu capacidad adquisitiva siga siendo la misma.