Dinero electrónico. Monedas y billetes en peligro de extinción


Como has podido darte cuenta, cada dìa es más común que las compras rutinarias se paguen con medios diversos muy distintos al dinero en efectivo.   La tendencia a utilizar  dinero electrónico a través de las tarjetas de crédito y débito y con el uso de PayPal  y similares, para la compra y pagos de servicios va a la alza. Lo que nos deja con  la duda de si este cambio es bueno o malo.

Pues como en todo, hay cosas buenas y malas en ello.  Aquí te dejamos ambas respuestas:

Las ventajas del dinero electrónico

  1. Seguridad

Sin duda una de las ventajas que la era digital nos ha regalado es la seguridad del dinero.  Si llegas  perder alguno de tus plásticos, basta con marcar al banco y reportarlo. De inmediato quedará cancelado y no se podrá hacer compra alguna con él.

Lo mismo sucede en el caso de PayPal, si bien no maneja un plástico, esta servicio se encuentra doblemente protegido, aquí no hay posibilidad de que alguien clone tus números de plástico, ya que se maneja mediante tu correo electrónico y una contraseña similar al NIP de tus tarjetas de débito o de crédito.

Loa anterior  no sucede con el dinero en efectivo, una vez que cae de tu bolsa ya no hay vuelta atrás. Habrás perdido todo lo que ya no encuentres y no hay posibilidad de recuperarlo.

  1. Promociones y descuentos

Este punto es importante, ya que por comodidad y facilidad en las transacciones, las grandes cadenas comerciales han preferido los pagos a través del dinero electrónico, por lo que para atraer a sus clientes a comprar mediante tarjetas de crédito o tarjetas de débito han implementado esas promociones y descuentos que tanto nos gustan y que sólo aplican con éstos métodos de pago.

  1. Compras en línea

En ocasiones, resulta más factible para algunas tiendas el comercializar sus productos en línea y, ya que el ahorro en transporte, personal y locales les resulta en mayor ganancia para ellos y menor precio para sus clientes.  Y bueno la forma más popular de pagar esas compras es por medio del dinero electrónico, llámese tarjetas de crédito, débito, PayPal, bitcoins, entre otros.

La evolución  y alcance de este medio de pago va de la mano sin duda  del comercio electrónico. Cada vez confiamos más en la venta de productos y servicios online y ello supone utilizar medios de pago electrónicos  para abonar las adquisiciones.

Es cierto que muchos comercios en línea también tienen la opción de pagar en efectivo en establecimientos diversos, sin embargo,  (Eh aquí el truco) en la gran mayoría de estos pagos no aplican algunos beneficios que al pagar con tarjeta si como: envío gratuito, MSI, descuentos y promociones diversas.

  1. Comodidad

Sin duda, este punto es importante, pues fue la punta de lanza por lo cual muchas personas comenzaron a cambiar su forma de pago al dinero electrónico. Y es cierto que es más práctico cargar un pequeño plástico que varios billetes y monedas.

Las desventajas

  1. El control

Una vez que realizas tus compras vía tarjeta de crédito, tarjeta de débito, PayPal o cualquier otro medio electrónico, de  estar seguro que el banco, cuando menos, ya sabe qué tipo de movimientos acabas de realizar, dónde lo hiciste y por qué cantidad.

De esta manera el banco y a quienes realices transferencias y pagos sabrán el lugar de dónde lo haces, y con el tiempo la ruta donde te mueves.  El aproximado de tus gastos entre otras cosas. Esta es la manera en la que los bancos se enteran de tu capacidad de pago y saben exactamente qué tipo de tarjetas de crédito ofrecerte.

  1. La pérdida de la privacidad

Cuando realizas compras en efectivo, no queda rastro alguno de dónde has comprado, cuánto te ha costado y qué compraste, situación que con las tarjetas de crédito sucede a diario.  Producto o servicio que compres será el mismo que venga impreso en tu estado de cuenta, que por cierto llega a tu dirección, lo que  significa que al menos el banco, el cartero, quien te envía el producto que compras a casa  y los intermediarios la conoce.

  1. Las comisiones

Este punto es de suma importancia, ya que no sólo se trata de una tendencia el dejar atrás los billetes y las monedas, sino que para poder pasar a este punto, el banco te cobra comisiones, por apertura de cuenta, uso del plástico, no uso del plástico, si pierdes tu plástico, si te roban tu plástico entre otras.

Si bien es una forma más cómoda y segura de pagar, también representa una forma más cara de manejar tu dinero.

Adiós billetes, adiós monedas…

A pesar de las desventajas que puede representar el dinero no físico como las monedas y billetes, es evidente que existe todavía una gran parte de la población que se resiste a dejarlos atrás y pasar a las tarjetas, lo que no significa que haya pocas en circulación hasta hace tres años ya 4 de cada 10 mexicanos realizaba sus compras de ésta manera.

Considerando que el gran boom de los plásticos se dio un año después, en el 2015,  podemos deducir que hasta el día de hoy  la mitad o quizá más de la mitad de los mexicanos pagamos nuestras compras a través de las diversas formas del dinero electrónico.

Hoy ya podemos ver un mayor protagonismo de medios que hace unos años nunca imaginamos, es el caso de la banca por Internet y las app móvil de los bancos. No hay duda  de que al  grado que avanza la tecnología quizá podamos estar viviendo los últimos lustros del papel moneda, y con ello de la privacidad.